MÚSICA AMERICANA

MÚSICA VASCO-NAVARRA
18/01/2023
MUJERES, MÚSICA Y… ¡ACCIÓN!
18/01/2023
MÚSICA VASCO-NAVARRA
18/01/2023
MUJERES, MÚSICA Y… ¡ACCIÓN!
18/01/2023
 

DOMINGO 12 DE MARZO (12:00)
MUSICA AMERICANA
COLABORACIÓN CON EL CONSERVATORIO SUPERIOR DE MÚSICA DE NAVARRA
Director: J. Vicent Egea

Tras el parón obligado de los últimos años, La Pamplonesa recupera su proyecto pe­dagógico en el que los alumnos del Conservatorio Superior de Música de Navarra comparten atril y escenario con los músicos de la banda. Esto hace posible que pue­dan interpretarse obras que exigen un mayor formato y número de músicos, con to­das las garantías. Todo un lujo, tanto para la formación de los futuros músicos profe­sionales como para el público, que podrá disfrutar de un repertorio original para ban­da cada vez más exigente, en este caso llegado del otro lado del Atlántico.

PROGRAMA

 

 

NOTAS AL PROGRAMA

La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido” (L. Bernstein)

En su faceta pedagógica, La Pamplonesa colabora con instituciones académicas de todos los niveles. Hoy presenta un formato reforzado con alumnos del CSMN para abordar un exigente repertorio. El título “Música Americana” no conlleva un estilo unitario, sino distintas visiones y propuestas musicales creadas en un mismo entorno geográfico, que responden a estímulos y estilos propios y muy personales.

Compositor, pianista, escritor y director, Leonard Bernstein (1918-1990) fue el primer director de orquesta nacido en los EEUU (Lawrence, Massachusetts) que obtuvo fama mundial. Su debut como director fue el 13 de noviembre de 1943 en el Carnegie Hall y en 1953 fue el primer norteamericano en dirigir una ópera en La Scala de Milán; Medea, de Cherubini, con María Callas. En 1985 recibió el premio Grammy por su dedicación a la música. Candide representa el estilo americano, desenfadado y lleno de efectos. Basada en la novela homónima de Voltaire, se estrenó en Broadway en diciembre de 1956 y permaneció 73 representaciones, siendo criticada porque el libreto era demasiado serio. Hoy destaca su fascinante Obertura por su frescura y su originalidad. El longevo H. Owen Reed (1910-2014) fue profesor de Composición e Historia de la Música en la Universidad de Michigan. En sus viajes captó la diversidad de la música tradicional americana, europea y caribeña. Fiesta Mexicana (1949) describe su estancia en México gracias a la Fundación Guggenheim. Los temas utilizados por Reed son de Chapala, Jalisco y Guadalajara, mientras que otros parten de motivos gregorianos y danzas aztecas. I. Preludio y danza azteca: Las campanas avisan del comienzo de la fiesta a medianoche. Al alba llega la calma, alterada por otro repique de campanas y por los fuegos artificiales. A mediodía una banda se oye a distancia, pero la atención está en los bailarines aztecas, ataviados con brillantes plumas y máscaras. II. Misa: Las campanas recuerdan que, ante todo, la fiesta es una celebración religiosa. Ricos y pobres se reúnen en los muros de la vieja catedral para honrar a la virgen. III. Carnaval: El ambiente festivo se refleja mediante varios tópicos mexicanos: el mercado, el circo itinerante, las corridas de toros y las cantinas con mariachis.

John Barnes (1932-1972) estudió composición en la Universidad de Texas. Percusionista de la Austin Symphony, enseñó en la Universidad de Kentucky desde 1966 hasta su trágica muerte en 1972, electrocutado en el jardín de su casa. La Sinfonía nº 2 (1972) muestra su estilo compositivo, menos popular y más moderno. Con tres movimientos contrastantes, está basada en un pequeño motivo (Do#-Re-Fa-Mi) y destaca su brillante orquestación, demostrando el conocimiento de estas agrupaciones. La Pamplonesa la interpretó por primera vez en junio de 2002 y la última en febrero de 2018, junto a los entonces estudiantes del CSMN. Alfred Reed (1921-2005) es uno de los principales autores de música para Banda. Y para La Pamplonesa, que lo ha homenajaeado en varias ocasiones. Formado en su New York natal, posee un catálogo de más de 200 composiciones entre las que destaca Praise Jerusalem (Alaba Jerusalén): Variaciones sobre un himno de Pascua armenio. De 1986, su hilo conductor es una antigua melodía armenia del siglo VII con el texto: ¡Alaba al señor Oh Jerusalén; Cristo ha vuelto de la muerte, Aleluya!. La estructura es la de Introducción, tema con cinco variaciones y Final, todo ello desarrollado a partir de elementos del tema original. La introducción presenta el tema principal describiendo el mayor de los milagros: la tumba está abierta y la tierra tiembla. En el Finale vuelve este tema de una manera casi gloriosa. Las cinco variaciones exploran todas las posibilidades musicales de esta melodía, valiéndose de todos los recursos posibles de la moderna orquesta de viento.

Luis Mª San Martín Urabayen

ORGANIZA

SUBVENCIONA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies