AUTUMN REED

CONCIERTO DEL PRIVILEGIO DE LA UNIÓN
01/09/2021
MARCHAS, PASODOBLES Y PASACALLES
21/09/2021
 
 


AUTUMN REED


EN EL 100 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE ALFRED REED
Director: J. Vicent Egea
DÍA: Domingo 24 de octubre

HORA: 12:00

PRECIO: 4€


Con más de doscientas obras en su haber, el compositor estadounidense Alfred Reed (1921-2005) es uno de los autores más importantes y prolíficos del repertorio de música original para banda. Si bien ya ha sido homenajeado por La Pamplonesa en alguna ocasión por la importancia que tiene en el repertorio de esta formación, esta vez es muy especial por cumplirse cien años de su nacimiento en Nueva York. Profesor de composición en la Universidad de Miami durante 30 años, en este concierto se interpretarán algunas de sus obras más representativas como su Sinfonía nº 3.

 
 
 
 

PROGRAMA

 

NOTAS AL PROGRAMA

El estadounidense Alfred Reed (1921-2005) es, con más de 200 trabajos, uno de los principales y más prolíficos autores para banda. Formado musicalmente en su New York natal, durante la 2ª Guerra Mundial estuvo destinado en la Banda de la Fuerza Armada Aérea. Tras la guerra fue compositor, director y arreglista de obras para radio, televisión y cine. Desde 1966 enseñó música en la Universidad de Miami, compaginando su labor docente con la composición y dirección hasta su jubilación en 1993. En 2003 La Pamplonesa realizó un monográfico a su figura y en 2005, con ocasión de su fallecimiento, se le rindió tributo. Esta vez es el centenario de su nacimiento el que genera este concierto, aunque la banda siempre lo tiene presente, ya que en su archivo dispone de unas 20 composiciones suyas dispuestas para ser interpretadas.

El programa se inicia con la obertura The Music-Makers (1967), trepidante y excelente carta de presentación. En ella están muchas de las cualidades que hacen que la música para banda resulte tan atractiva, como las posibilidades tímbricas y dinámicas, su agilidad y su frescura. La misma que mantiene esta obra desde su primera interpretación en Pamplona en 2006. Un año antes, en 2005, se interpretaba por primera vez en el escenario del Gayarre la Sinfonía nº 3, compuesta en 1988 por encargo de la United States Air Force Band. Fue un gran paso de Reed a la modernidad, con un ensamblaje perfecto de las familias del viento madera, metal y percusión que crearon un ambiente único y un estilo muy personal. El primer movimiento es una forma ternaria (ABA) con un dramático tema principal (A) Pesante e molto sostenuto que precede al Allegro Agitato (B) tenso y disonante, en el que Reed muestra todos sus recursos. El retorno al tema inicial (A) hace que concluya con el mismo carácter con el que comenzó. El segundo movimiento es una serie de variaciones sobre “Porazzi”, tema de Richard Wagner que evoca a la villa italiana donde él y su familia vivieron durante varios meses. El ambiente es romántico y hermoso, en recuerdo de su mujer Cosima, hija de Franz Liszt. Por último, el Allegro deciso final nos recuerda la exigencia de la obra. Los temas aparecen y desaparecen, se combinan y desarrollan de forma precisa por todas las familias instrumentales hasta la apoteosis final

Uno de sus trabajos más populares es A Festival Prelude, compuesto en 1962 para el Festival de Música de Enid, Oklahoma y que La Pamplonesa interpretó por primera vez en febrero de 1997 en la Ciudadela, por entonces sede habitual de sus conciertos. Tiene dos temas protagonistas contrastantes, uno inicial a modo de fanfarria y otro más lírico presentado por el viento-madera. Cautivó a sus primeros oyentes y lo sigue haciendo ahora. Le sigue la obra Viva Musica, compuesta en 1984 por encargo del VanderCook College of Music y está dedicada a todo aquel que busque la excelencia en el noble campo de la educación musical. Reed dirigió su estreno en Chicago en diciembre de 1983 y es alegre y brillante, a la vez que compleja rítmicamente. Con varias fanfarrias en los metales y contrapuntos serpenteantes de la madera, destaca especialmente el tema vital de las trompas en su sección central que luego reproduce toda la banda hasta el triunfal y apoteósico final. Citando a Alfred Reed, “la música es un disfrute para el que la toca y para el que la escucha, pero sobre todo para la especial relación entre profesores y estudiantes de música”. Casualidad o no, la primera vez que La Pamplonesa interpretó a Reed fue el 20 de octubre de 1996 (hace justo 25 años) en el auditorio del Instituto Plaza de la Cruz.

Cierra el concierto Danzas Armenias de 1976. Basada en la música popular armenia, Reed se inspiró en la colección del musicólogo armenio Gomidas Vartabed (1869–1935), quien recopiló más de cuatro mil canciones. El movimiento inicial, Hov Arek (La súplica del campesino), es una melancólica escena pastoral en la que los labradores piden una leve brisa que mitigue el calor y sus penas. El segundo, Khoomar, es un típico nombre femenino armenio. De forma ligera describe cómo dos jóvenes se conocen y se casan. Una danza de boda muestra el clima agradable y el gozo de tal ocasión. Por último, Lorva Horovel es una canción de la comarca de Lori y los temas reflejan las labores físicas y espirituales del granjero en su trabajo. La enérgica introducción muestra sus proclamas y lo espiritual se representa por una danza rápida común en el este de Armenia. Tras ella, una lenta canción habla de la distancia de su país y de su hogar perdido, con un final rápido y dramático. Su estreno tuvo lugar en 1976 a cargo de la Banda Sinfónica de la Universidad de Illinois y la primera interpretación en Pamplona fue a cargo de La Pamplonesa en febrero de 1998 en el Gayarre. Disfruten del concierto.

Luis San Martín Urabayen

 
 
 

Español

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies