Selección de zarzuelas famosas, Teatro Gayarre 29 de noviembre de 2017

Pop-Rock británico, Teatro Gayarre 5 de noviembre de 2017
20/10/2017

Dejamos atrás el pop-rock británico para meternos de lleno en el género musical de la zarzuela, será el próximo 29 de noviembre a las 20:00 en el Teatro Gayarre  y bajo la dirección de J. Vicent Egea . Versatilidad en estado puro.
El programa de este tradicional concierto, esperado por gran parte del público pamplonés en el día de la festividad de San Saturnino, va a contar con adaptaciones para banda de las más representativas melodías de este género.

I

EL ASOMBRO DE DAMASCO (Marcha) – Pablo Luna
LA TORRE DEL ORO (Preludio sinfónico) – Geronimo Giménez
LA PARRANDA (“Canto a Murcia”) – Francisco Alonso
KATIUSKA (Marcha de “Los cosacos de Kazán”) – Pablo Sorozabal
MARUXA (Preludio del 2º acto) – Amadeo Vives
LA REVOLTOSA (Preludio) – Ruperto Chapí

II

LA CALESERA (Paso-doble de Chisperos) – Francisco Alonso
LA CANCIÓN DEL OLVIDO (Selección) – José Serrano
LA LEYENDA DEL BESO (Intermedio) – Soutullo y Vert
EL BATEO (Zapateado) – Federico Chueca
EL CASERIO (Preludio del 2º acto) – Jesús Guridi
LA BODA DE LUIS ALONSO (Intermedio) – Gerónimo Gímenez

Notas al programa de concierto

Como en los últimos años y ya es tradición, el concierto de La Pamplonesa el día de la festividad de San Saturnino está dedicado al género musical de la zarzuela. Es así, a través de la sonoridad de las adaptaciones que se hicieron para banda, muchas veces realizadas por los propios compositores, como el público en general conoció las melodías tan representativas de este género.

La zarzuela es la más genuina manifestación del teatro musical español. Salvo contadas excepciones, no adoptó la forma de la ópera seria, sino la de otros géneros líricos europeos que tuvieron su apogeo en el siglo XVIII como el Singspiel alemán, la Opera buffa italiana, la Opera-comique francesa o la Opera-ballad inglesa. Ya en el siglo XIX, se relacionaba con la opereta vienesa y francesa, si bien la zarzuela es de origen muy anterior a éstas. Todos ellos, junto con la zarzuela, se caracterizan por el uso de una estructura teatral que combina los diálogos y la palabra hablada, con partes cantadas y momentos puramente orquestales, como los preludios, intermedios, marchas y danzas populares.

En el caso de la zarzuela, ésta se remonta al siglo XVII, a la época de Felipe IV. El género está ligado al Palacio de la Zarzuela situado en el Real Sitio de El Pardo, en un paraje cubierto por gran cantidad de espinos y zarzamoras. Es ahí donde se ubicaba el teatro en el que se realizaron las primeras representaciones del género, de ahí su nombre. Si en esta primera época la zarzuela alcanzó gran importancia, el esplendor del género llegó en la segunda mitad del siglo XIX, con la restauración y construcción de teatros que atrajeran al gran público. La inauguración del Teatro de la Zarzuela en 1856, tuvo un papel decisivo en su desarrollo. Autores como Cristóbal Oudrid, Francisco Asenjo Barbieri y el tudelano Joaquín Gaztambide fueron los primeros de una larga lista de autores que coparon los teatros hasta las primeras décadas del siglo XX. A finales del siglo XIX, la zarzuela grande y el género chico, de menor duración, representaba gran parte del ocio de la sociedad española. Sólo en Madrid había más de treinta teatros, con una producción total de más de cinco mil obras. Las representaciones del género chico seguían el modelo del teatro por horas, con cuatro sesiones diferentes diarias de una hora de duración, lo que facilitó el acceso a capas sociales más modestas.

Entre los elementos más característicos de la zarzuela está el texto en castellano, lleno de casticismos y expresiones que el público siente cercano y que hizo que se arraigara tanto y tan rápido en la sociedad del siglo XIX y bien entrado el XX. El repertorio que hoy interpreta La Pamplonesa pertenece al periodo de máximo esplendor del género, entre el último tercio de s. XIX y el 1º del s. XX. No en vano, todos los autores que hoy están representados vivieron a caballo entre los dos siglos. Las obras muestran las características que lo convirtieron en un estilo musical muy cercano al público: melodías pegadizas, sensibilidad y un toque humorístico en sus notas. Están representados algunos de los bailes del momento -zapateado, pasodoble-, así como momentos representativos de las partes instrumentales de la zarzuela -preludios, marchas, intermedios-. Una especie de grandes “hits” del género zarzuelístico que han llegado casi intactos hasta nosotros y que la mayoría de ustedes reconocerán.

En muchos casos, la zarzuela ejerció de noticiero de su época; quien sabe, probablemente hoy en día tendría cabida la composición de zarzuelas de tema actual (hay motivos suficientes, no creen?).

Luis Mª San Martín Urabayen