‘Música y Guerra’, Teatro Gayarre 29 de octubre de 2017

“Hace 75 años…” (Aniversario de la fundación de las Bandas Municipales de Gaiteros y Txistularis) – Teatro Gayarre, 8 de octubre de 2017
21/09/2017
Pop-Rock británico, Teatro Gayarre 5 de noviembre de 2017
20/10/2017

[:es]La guerra, ese gran fracaso del hombre, es también fuente de inspiración para compositores de lo más diverso. En esta ocasión, ‘La Pamplonesa’ ofrece el domingo 29 de octubre, en el Teatro Gayarre (12h – 4€), un monográfico dedicado a música inspirada por diferentes conflictos bélicos, incluido el estreno de la adaptación para banda de Numancia, obra de nuestro director J. Vicent Egea.

* GUERNIKA – Jan de Hadermann
* LA CUMBRE DE MASADA (Sinfonía nº 1 para banda) – José Miguel Fayos

I.- Destrucción de Jerusalem

II.- El Asedio

III.- Inmolación

IV.- Epílogo: El espíritu de Masada

BANJA LUKA – Jan de Haan
* NUMANCIA (Episodios sinfónicos) – J. Vicent Egea

*Primera vez interpretada por ‘La Pamplonesa’

Notas del programa:

En el segundo concierto de curso, La Pamplonesa afronta un moderno repertorio original para Banda con 4 obras basadas en diferentes conflictos bélicos a lo largo de la historia. Entre ellas, el estreno en Pamplona de Nvmancia, de su director J. Vicent Egea.

Guernica (2003), del belga Jan Hadermann (1952-), evoca el ataque aéreo que tuvo lugar en esa localidad el 26 de abril de 1937, por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionari italiana. Traslada a la música la tensión y el horror de lo sucedido, incluyendo un ritmo popular de 5/8 transformado e irreconocible. Tras el bombardeo, con sirenas y ametralladoras, llega una calma a modo de súplica de que un acto así no vuelva a suceder.

Entre el 26 y 22 a.C., Herodes levantó el Palacio del Norte en Masada, en el actual Israel. Construida en un lugar inexpugnable para resistir en caso de asedio, con la muerte de Herodes en el 4 a.C. fue quedando deshabitada. Tras la toma de Jerusalén en el 70 d.C. grupos rebeldes se refugiaron en ella, por lo que el legado imperial Flavio Silva inició su reconquista al mando de 15000 soldados. Después de meses de asedio, los judíos liderados por Eleazar ben Fair, viéndose perdidos, decidieron inmolarse: “una muerte con gloria es preferible a una vida con infamia”. Todos, excepto dos ancianas y cinco niños que contaron lo sucedido al propio Silva. Desde entonces es un símbolo para Israel, un monumento al heroísmo y a quien prefiere la muerte a la falta de honor y libertad. La Sinfonía nº 1 La cumbre de Masada, del valenciano José Miguel Fayos Jordán (1980-), está dedicada a José R. Pascual-Vilaplana y ganó el II Concurso de Composición Ciudad de Torrevieja en 2004. Inspirada en los hechos narrados, la música describe los personajes, situaciones y a la voz del pueblo. También hay citas de música popular judía y de la secuencia gregoriana del Dies Irae, así como palabras en hebreo y latín que entremezclan las dos culturas enfrentadas. La obra se estructura en cuatro movimientos que se relacionan con los momentos antes descritos: 1. Destruccion de Jerusalén, 2. El asedio, 3. Inmolación, 4. Epílogo, El espíritu de Masada.

Banja Luka (1995), del holandés Jan de Haan (1951-), toma el nombre de una ciudad Bosnia sucesivamente ocupada por romanos, turcos y austríacos. Se traduce como “Baños de Lucas”, ya que fue dicho evangelista quien descubrió el poder curativo de sus aguas, todavía en uso. En ella se narran hechos y sentimientos de la guerra civil en la antigua Yugoslavia. La introducción señala el conflicto, tras la que llega la tragedia. Después, una oración de trompeta y trombón enlazará de nuevo con el conflicto. Los gobiernos (saxofón alto y flauta), no entienden de lamentos y tendrá lugar la limpieza étnica.

Nvmancia “Episodios sinfónicos” para Banda, de J. Vicente Egea (1961-), es la síntesis de los principales momentos de la Sinfonía nº1 Nvmancia para orquesta sinfónica. La obra nace por encargo del Ayuntamiento de Soria para NUMANCIA 2017, en el 2150 aniversario de su asedio por Roma. En ella se distinguen las secciones: La batalla de los elefantes, con un lenguaje cromático y elementos orientalizantes. La Paz del cónsul Marcelo, que alude a las trompas de cerámica celtíberas. Las Guerras Numantinas, con la figura de Escipión El Africano en forma de fanfarria. La huida de Retógenes, un tema repetitivo que evoca los intentos de los numantinos por salir del cerco. El asedio de la ciudad, basado en tres notas del Dies Irae y que representa la agonizante espera y el valor del pueblo numantino antes de su sometimiento. Desfile triunfal de Escipión en Roma, con una marcha de carácter modal y una Coda final que simboliza el honor y la esperanza de alcanzar su libertad. El lenguaje de la obra es ecléctico con predominio de la tonalidad, combinada con elementos modales y atonales, destacando el protagonismo de las secciones de metales y percusión. En palabras de su autor: “Me sirvo de muchas de las posibilidades técnicas y expresivas que ofrece la banda con un tratamiento muy exigente para los intérpretes.

Luis Mª San Martín Urabayen

[:]