Cita con los clásicos (solista: Reiner Wehle), en el Teatro Gayarre – 26 febrero 2017

El domingo 26 de febrero, a las 12 del mediodía, una “Cita con los clásicos” en el Teatro Gayarre de Iruñea – Pamplona (Entradas: 4€). Ocasión para disfrutar del clarinetista alemán Reiner Wehle. La actuación, dirigida por J. Vicent Egea, consta del siguiente programa:

OBERTURA 1812, Op. 49 – Piotr Chaikovski

CONCERTINO PARA CLARINETE Y ORQUESTA, Op 26 – Carl Maria von Weber

LOS PLANETAS (Suite), Op. 32 – Júpiter “el portador de alegría” – Gustav Holst

LAS DIVERTIDAS TRAVESURAS DE TILL EULENSPIEGEL, Op. 28 – Richard Strauss

Notas:

Este concierto ofrece nuevo repertorio a través de nuevas adaptaciones para Banda de grandes obras del repertorio clásico orquestal. Hoy acompaña a La Pamplonesa el prestigioso clarinetista internacional Reiner Wehle, miembro del Trio de Clarone junto a Wolfgang y Sabine Meyer.

Ante las críticas de sus compatriotas sobre su filo-occidentalismo, Chaikovski (1840-1893) respondía: Soy más ruso que nadie. Y esto se confirma en su Obertura 1812. Compuesta para la Exposición de Moscú de 1882, celebra los 70 años del triunfo ruso sobre los franceses. Los temas son cantos eclesiásticos y populares rusos, así como La Marsellesa y el himno nacional ruso. Incluso añadió cañones y campanas que podremos sentir al final de la obra. Carl Maria von Weber (1786-1826), autor de Oberón y El cazador furtivo, mostró gran interés en la música para instrumento solista. Su Concertino Op. 26 para clarinete y orquesta (1811), lo compuso en apenas tres días y otros tres días más para que Heinrich Bärmann lo practicara. Todo ello para que el rey y sus 50 invitados pudieran escucharlo. No por ello deja de ser una obra virtuosística. En un solo movimiento, sigue el esquema de Tema y Variaciones. Una gran obra en manos de un gran especialista. Todo un lujo.

El inglés Gustav Holst (1874-) era un apasionado de la filosofía hindú. Influido por Wagner en su juventud, en su madurez utiliza elementos típicamente ingleses. Así ocurre en la suite Los Planetas; en Júpiter, el dios de la alegría, la bulliciosa introducción contrasta con una sección central que contiene una típica melodía elgariana. Aunque eran muy diferentes, Holst estuvo influido por Elgar y así lo afirmó en alguna ocasión: Para mí el nuevo renacimiento musical inglés se inició cuando conocí las Variaciones Enigma, de Elgar. Pensé que por fin había música de calidad en este país desde la muerte de Purcell. Las divertidas travesuras de Till Eulenspiegel (1895) es el título completo del poema sinfónico de Richard Strauss (1864-1949). Till es un personaje de la literatura popular alemana y Strauss plasmó en su obra su ironía y fino sentido del humor, su inspiración y su fantasía. Es una obra crítica, burlona y antiburguesa; la muerte del pícaro a manos de la justicia no acaba con él, ya que su espíritu independiente e incorregible perdurará por encima de todo. En forma de Rondó, los episodios encuentran en la música su correlación temática. En su estreno Strauss comentó: Me resulta imposible confeccionar un programa para esta obra; es oportuno dejar que los oyentes juzguen libremente las travesuras de este pícaro. El protagonista y su origen campesino están representados por la trompa y los motivos temáticos acompañan y subrayan sus bromas: su carrera entre las mujeres del mercado, su aventura amorosa, la disputa académica con los conservadores, las fanfarronerías burlonas y finalmente el juicio del tribunal, el suplicio y la muerte.

Luis Mª San Martín Urabayen

Posted on: 14 de febrero de 2017, by : La Pamplonesa