Month: marzo 2016

“Música para la imagen-cine”, colaboración con la Escuela Joaquín Maya

Como es habitual en los últimos años, realizamos un concierto en colaboración con la Escuela Municipal de Música Joaquín Maya, de Iruñea – Pamplona. Este concierto forma parte de la actividad pedagógica de La Pamplonesa, ya que hace posible que durante una semana los estudiantes de música adquieran los métodos de trabajo y preparación de un concierto. El concierto, dirigido por Jesús Garisoain, tendrá lugar en el Teatro Gayarre el sábado 9 de abril a las 19 horas. Consta del siguiente programa:

BATMAN – Danny Elfman

POCAHONTAS – Alan Menken / Stephen Schwartz

TARA´S THEME – Max Steiner

EL REY LEÓN – Elton John

MARY POPPINS – R. M. Sherman / R. B. Sherman

NUOVO CINEMA PARADISO – Ennio Morricone

EL JOROBADO DE NOTRE DAME – Alan Menken

MISION IMPOSIBLE – Lalo Schifrin

Luis González, trompeta magistral

Habrá excepciones, pero todos tenemos dos labios: superior e inferior. Los labios son la herramienta básica del trompetista, el lugar en el que se asienta la boquilla, a través de la cual convergen aire y vibración… de labios. En teoría, no hace falta mucho más para tocar la trompeta. En teoría, todos tenemos dos labios, todos respiramos (y por ende, somos capaces de soplar), por lo que todos somos trompetistas en potencia. En teoría, claro…

Hubo mucha teoría de la práctica en la clase magistral que ofreció el trompetista valenciano Luis González (Silla, 1969) sobre respiración, vibración del labio, trabajo con la boquilla, calidad del sonido, ritmo… Ejercicios que partieron de lo más básico hasta alcanzar lo virtuoso, con una exhibición de flexibilidad y precisión que, claro, abrió bocas. Las mismas a las que hizo vibrar conjuntamente en una disciplinada sinfónica de pedorretas, porque “estudiar puede ser tan aburrido o divertido como hacer pedorretas con el labio”, señaló González.

Estudiar puede ser muy aburrido, en efecto, pero tener como profesor con la vis cómica de Luis González facilita el trago cuando eres un chaval y lo último que quieres es estar tocando escalas toda la tarde. Eso sí, como en casi todo en la vida, al final no hay mayor milagro que el de la constancia, el esfuerzo y la concentración, “más valen diez minutos concentrados que una hora mala”. Por eso González recordó que cuando se estudia, nada de móviles, ni televisor… ¡ni gato! (qué culpa tendrá el pobre).

Luis González

Antes de subirse hoy al tablado del Teatro Gayarre a impartir el magisterio de la práctica, Luis González impartió ayer tarde el pedagógico frente a un amplio auditorio de trompetistas de todas las edades ante el que declaró: “Yo soy la trompeta; la trompeta sólo es un amplificador de lo que hago”. En definitiva, la música está en nosotros, no el instrumento. Por eso, en aras de la buena música, “cabeza y concentración. Se trata de hacer la música técnica y la técnica musical”. Hay que tocar de la forma más natural posible, “porque el exceso de información nos lleva a perder la naturalidad”, y ahí es cuando empiezan algunos de los grandes problemas del músico, cuando en la relación entre instrumento e instrumentista se interponen algunos métodos (y/o profesores) inadecuados.

Sí, en teoría todos tenemos dos labios, pero no todos capaces de hacer hablar a la trompeta con la calidad de sonido y precisión con la que lo hizo el maestro Luis González en las dos horas posteriores de ensayo con ‘La Pamplonesa’. La teoría es una cosa y la práctica, otra bien distinta. Al escenario del Gayarre saldrá Luis con corneta, trompeta y, si insisten, quizá fliscorno, pero si lo ven antes o después, pídanle que les toque sólo con la boquilla. Según confesó, “la boquilla es el desnudo del trompetista”. Y el suyo, es un desnudo bien sexy.

“Célebres transcripciones” – Solista: Luis González (Teatro Gayarre, 19 de marzo)

El sábado 19 de marzo (20h), concierto en el Teatro Gayarre bajo el epígrafe de “Célebres transcripciones” y con la dirección de J. Vicent Egea, en el que contaremos con la actuación como solista del trompetista Luis González*. El concierto consta del siguiente programa:

HÁRY JÁNOS (Suite) – Zoltán Kodály

EL CARNAVAL DE VENECIA – Jean Baptiste Arban*

UN AMERICANO EN PARÍS – George Gershwin

RAPSODIA IN BLUE – George Gershwin*

A continuación, las notas al programa de mano:

Este concierto está dedicado a la ampliación del repertorio para Banda, a través de nuevas transcripciones de obras originales para orquesta. Para ello contamos con el trompetista Luis González, quien interpretará El Carnaval de Venecia y Rhapsody in Blue. Zoltan Kodaly (1882-1967) es, junto con Bela Bartok (1881-1945), protagonista de la música húngara del s. XX. Compositor, musicólogo y pedagogo, desarrolló un sistema pedagógico basado en las canciones del folclore húngaro. Entre sus obras destaca la ópera Háry János, que hoy escucharemos en forma de suite musical. Estrenada en Budapest en 1926, la acción transcurre en tiempos de Napoleón. Kodály escribió: “Háry es un campesino, un soldado veterano que día tras día se sienta en una taberna para contar sus hazañas heroicas… las historias que salen de su imaginación son mezcla de realismo e inocencia, de humor cómico y pathos. Aunque parece un fanfarrón, en esencia es un visionario y un poeta”. Jean-Baptiste Arban (1825-1889) fue el cornetista más conocido de su época. Estudió trompeta natural en el Conservatorio de París, siendo él después profesor en dicho Centro. Influenciado por el virtuosismo de Paganini con el violín, utilizó la corneta como solista. En 1864 publicó su Método completo para corneta de pistones y saxhorn, en el que están las Variaciones sobre El Carnaval de Venecia, obra obligada para todo trompetista que se precie. Basada en un tema popular anónimo que seguro conocen, cada variación es más difícil que la anterior. La versión de hoy, del también trompetista Thierry Caens, es realmente interesante y creativa.

George Gerswhin (1898-1937) fue uno de los principales compositores estadounidenses del s. XX. De origen judío, tomó elementos del jazz, de la música popular judía y del repertorio romántico europeo. Un americano en París (1928) tuvo un éxito inmediato desde su estreno en Nueva York, en el que Gerswhin utilizó cláxones de taxis parisinos. En las notas al programa, Deems Taylor escribió: “La obra comienza con un paseo por los Campos Elíseos; una riña con un taxista y el paso a la orilla izquierda del río Sena, sirven al lucimiento de trompetas, trombón y clarinete, respectivamente. Una escena de amor nocturna. El blues y el ragtime muestran los EEUU de los años veinte. Hay un encuentro con un compatriota y entre recuerdo y recuerdo, se oye un ritmo cercano al swing. La obra termina en el punto de partida, el paseo, despidiéndose con el tema de blues grandioso y más estadounidense que parisino”. El cine contribuyó a su difusión en 1951, a través de la película homónima de Vincente Minelli, con Gene Kelly y Leslie Caron como protagonistas. Rhapsody in blue (1924) muestra su relación con el jazz. “El jazz está en la sangre y en el corazón de cualquier estadounidense, más que otro estilo de la música popular. Se le puede reconvertir en obras sinfónicas serias, de valor permanente” (G. Gershwin). Original para piano y orquesta, hoy la escuchamos en una versión muy especial, con trompeta solista, gracias al arreglo de Timofei Dokshitzer (1921-2005), trompetista del Bolshoi durante 40 años.

Luis Mª San Martín Urabayen

“Sherezade”, concierto en familia (Teatro Gayarre, 6 de marzo)

El domingo 6 de marzo a las 18 horas, ‘La Pamplonesa’ ofrecerá un concierto en familia en el Teatro Gayarre narrado por  Belén Otxotorena donde introduce al público de una manera amena y didáctica en las caracaterísticas principales de la famosa “Scherezade” del maestro Rimsky Korsakov.

[La ilustración de este texto es de Gordana Todevska]

A continuación, las notas al programa de mano y la ficha biográfica de Belén Otxotorena:

Hoy asistimos a un Concierto en Familia en el que La Pamplonesa y la actriz Belén Otxotorena, nos introducirán en el universo de Scheherazade, una de las narradoras de cuentos más inteligentes y sensibles de todos los tiempos. Y todo ello, a través de la música de Rimsky Korsakov (1844-1908) y su Suite Sinfónica. El arreglo para Banda (1922) es de M.P. Belaieff, editor, mecenas y filántropo que apoyó a los principales autores rusos. Es una de las partituras más conocidas del genial compositor ruso, miembro del Grupo de los Cinco y del que hace poquito escuchamos en este escenario su Capricho Español

Como a muchos compositores y artistas rusos, a Korsakov le fascinaban las culturas islámicas más allá de Rusia, y las usaba como fuente de inspiración y referencia exótica. En 1888, tuvo la idea de escribir una obra sobre los cuentos de Las mil y una noches, aunque sin pensar en cuentos determinados sino más bien en escenas y sugerencias. En la obra hay pocos temas asociados a la idea poética, como el del Sultán y el de Scheherazade. Su dulce voz estaba representada por el violín solo, en esta ocasión por la flauta. De hecho, él mismo suprimió los títulos de cada movimiento, ya que pensaba que así se dirigía demasiado al oyente en vez de dejarlo a su imaginación. Dichos títulos se siguen utilizando hoy en día; sin embargo, como podrán comprobar, los cuentos que escucharemos hoy no se corresponden con los títulos del compositor. El autor del texto, Fernando Palacios, decidió dejarse llevar por la música y asignar a cada movimiento el cuento que a él le inspiraba más. Según sus palabras: “Este concierto nos va a transportar en una alfombra mágica invisible a esos lugares lejanos donde los genios surgen de las lámparas, los pájaros hablan, las águilas llevan en sus garras a los héroes y los barcos navegan por mares de tempestades. La música de hoy nos traslada a Oriente; a ciudades con mezquitas y cúpulas en forma de cebolla, a calles repletas de gente con turbante y velos en la cara”.

La tradición cuentística oral de Oriente Medio se pierde en la noche de los tiempos; lo que conocemos como los cuentos de Las mil y una noches es una suma de recopilaciones escritas de toda esa tradición oral. El cuento central, que hilvana todos los demás y marca la estructura del libro, es el de Scheherazade, la esposa del Sultán que, noche tras noche, entretiene a su esposo contándole cuentos para así, salvar su vida.

Luis María San Martín Urabayen

Belén Otxotorena

Belén Otxotorena es actriz, narradora y profesora de Dramatización. Ha trabajado con distintas compañías e instituciones, tanto como intérprete como directora. Es coautora y escritora de cuentos, guías didácticas y guiones musicales para alumnos de todos los niveles educativos y ha escrito relatos musicales para adultos. Como profesora de dramatización, ha trabajado en la dirección escénica de proyectos educativos, musicales y teatrales con niños desde los 3 hasta los 17 años. Como narradora, escritora o actriz, colabora con diferentes compañías, grupos de cámara y orquestas sinfónicas. De 1997 a 2012, participó en el programa Música en Acción del Gobierno de Navarra y desde 2002, trabaja en el programa infantil Cuentos de risa con Luisa y Marisa, diseñado por Pasadas las 4, su compañía teatral desde 1994. Con dicha agrupación, ha realizado espectáculos musicales de gran acogida como Cuentos de un ciempiés, Juegos de niños o Ploc, ploc… PLIK!, espectáculo para bebés encargo de la Orquesta Sinfónica de Euskadi. Desde 2010, participa en el programa de conciertos didácticos del Teatro Metropolitano de Medellín y en programas educativos de la Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá, el Festival de Música de Popayán o la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. Sus trabajos más recientes son El secreto del viento azul, encargo de la Orquesta Nacional de España y Elmer, los colores de un sueño, proyecto coproducido con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León.